Comunicadores católicos dan su apoyo a estudiantes: “¡El Paraguay vive! ¡Viva la juventud!”

0

La Asociación de Comunicadores Católicos del Paraguay, ACCP, saluda y alienta “el lío organizado” por los jóvenes estudiantes secundarios y universitarios en la semana de la juventud y del inicio de la primavera.

Junto con el Papa Francisco, damos gracias a Dios por nuestro pueblo, representado por esta juventud rebelde, que nos señala el camino como sociedad. El Santo Padre dijo en el León Condou: parece que Paraguay no está muerto. Gracias por ello…un pueblo que no mantiene viva sus preocupaciones, un pueblo que vive en la inercia de la aceptación pasiva, es un pueblo muerto. Por el contrario, veo en ustedes la savia de una vida que corre y que quiere germinar. Y eso siempre Dios lo bendice.

En estos días, los estudiantes de la Universidad Nacional de Asunción, UNA, tomaron la decisión de no callar, de expresar su indignación ante la arbitrariedad y la corrupción, así como ante la impudicia de algunas autoridades académicas, cuyas acciones contradicen las normas éticas elementales.

Los comunicadores católicos destacamos el rol fundamental de la prensa como contrapoder, como vigilante de la actuación de las personas que administran dinero público. En este sentido, felicitamos a los colegas del diario Última Hora por investigar y publicar los hechos que desencadenaron las protestas y manifestaciones de los estudiantes universitarios de la UNA.

Destacamos que el acompañamiento comprometido de la prensa ha sido fundamental para fortalecer la lucha estudiantil y para que la misma tuviera resonancia y trascendiera el recinto universitario, volviéndose causa común de toda la sociedad nacional.

Los estudiantes de la UNA han recogido la invitación del Papa Francisco y están dando a la ciudadanía un testimonio vital de lucha por algo que vale: la decencia y la educación. Aceptaron el llamado del Santo Padre: A jugársela por algo, a jugársela por alguien. Esa es la vocación de la juventud. No tengan miedo de dejar todo en la cancha. Jueguen limpio, jueguen con todo. No tengan miedo de entregar lo mejor de sí. No busquen el arreglo previo para evitar el cansancio y la lucha.

Desafiando el calor, el cansancio y la intimidación, los estudiantes están vigilantes y exigen de sus autoridades asumir la responsabilidad de sus actos que contradicen la decencia y la ética.

Los comunicadores católicos hacemos nuestra su causa y les brindamos nuestra solidaridad, nuestro aliento y nuestro apoyo. Les alentamos a seguir firmes en su lucha, con la alegría y el entusiasmo propios de la juventud, y que lo sigan haciendo pacíficamente y con un alto sentido de responsabilidad dentro del orden constitucional defendiendo el derecho humano que es la educación. “Hagan lío organizado y ayuden a arreglar el lío.” (Papa Francisco).

Asunción, 25 de septiembre de 2015.

 Comisión directiva de la Asociación de Comunicadores Católicos del Paraguay (ACCP)

Compartir

Dejanos tu opinión